ICR y Awto firman convenio de colaboración

La compañía de “car sharing”, Awto se reunió con los investigadores del Núcleo Milenio Información y Coordinación en Redes (ICR) para sentar las bases de un trabajo en conjunto donde el objetivo será optimizar su servicio a través de la creación y programación de un software y la aplicación de modelos matemáticos.

Cuatro memoristas, tres pertenecientes al área de la computación y uno en ingeniería en matemáticas pertenecientes al Núcleo Milenio ICR ayudarán a la compañía Awto, que ofrece el servicio de “car sharing” o arriendo de autos a optimizar su servicio.
De esta manera la investigación científica de los investigadores se implementará a través de la creación de software y modelamiento matemático.

Actualmente, la firma de “car sharing” posee 70 autos que se distribuyen en 45 puntos de estacionamiento ubicados en diferentes comunas de Santiago. “Todos los meses estamos abriendo seis puntos más e incorporando diez autos a la flota”, señala Francisco Loehnert, gerente general de Awto.

En este contexto, la compañía se ha visto en la necesidad de crear un nuevo sistema de uso, donde el usuario reserva un auto y el estacionamiento donde dejará el auto una vez finalizado el servicio.

Este sistema entregará información necesaria para crear un software que podrá predecir los puntos de mayor demanda.
“Al mismo tiempo, en el área matemática, queremos crear estimaciones predictivas de la demanda de autos en –por ejemplo- días de lluvia, soleados y feriados”, indica Loehnert.

Y agrega: “También queremos estimar dónde “despiertan” o “amanecen” los autos de nuestra flota. Para, de acuerdo a esta información, buscar o crear modelos predictivos de tarifas dinámicas”.
“La idea es que los usuarios de Awto tengan incentivos para devolver autos en los puntos de estacionamientos más demandados. De esta manera, reducimos los costos de localización de nuestra fuerza laboral”, explica.

Un nuevo problema

La optimización de procesos en sistemas de “car” o “bike” sharing, es un problema que las matemáticas y los algoritmos están resolviendo a nivel nacional e internacional a medida que este tipo de servicio se va popularizando.
En enero de 2017, David Shmoys de la Universidad de Cornell visitó la XII Escuela de Verano en Matemáticas Discretas del Núcleo Milenio ICR para enseñar a diseñar y analizar el desempeño de los algoritmos bajo el concepto del “problema del vendedor viajero”.

En aquella ocasión Shmoys, explicó que está trabajando en optimizar el servicio de “bike sharing” de la ciudad de Nueva York, donde la compañía posee una flota de 10 mil bicicletas con cerca de 500 estacionamientos distribuidos en diferentes partes de la ciudad.

IMG_4260

“Este sistema ha originado un nuevo problema de inventario”, afirmó Shmoys, quien está creando un software para la empresa neoyorquina.

“Debemos crear buenos modelos para comprender y resolver el problema. Convengamos que son las 7:00 AM y en las afueras de una estación de metro tengo ciertos espacios de estacionamientos. ¿Cuántas bicletas debería tener? Sabemos que deberían ser muchas bicicletas a las afueras del metro pero no demasiadas en el distrito financiero de la ciudad, porque lo que ocurrirá en las horas “peak” es que las personas van a llegar a la estación de metro y querrán una bicicleta para llegar a su trabajo en el distrito financiero”, explicó.

“En lo que estoy trabajando actualmente es en el diseño de un algoritmo que evalúe cómo estamos distribuyendo nuestra flota de bicicletas y un sistema de evaluación de la distribución para decidir cómo y dónde ponemos las bicicletas”, agregó.
“Por ejemplo: En la noche, se relocalizan las bicicletas. ¿Cuáles serán las bicicletas clave y que tendrán impacto en el servicio para localizarlas? Para coordinar esto con los camiones que mueven las bicicletas, se utilizan las matemáticas y se analiza bajo la premisa a través del problema del vendedor viajero”, señaló a la audiencia.